Necesito un préstamo y no tengo un buen score de crédito, ¿qué hago?

"A cualquiera se le muere un tío" es una frase española que alude eventualidades. Una de ellas es caer en una baja calificación crediticia, que se traduce en que se cierran varias puertas, financieras y comerciales. Ante esta realidad en Rexi Finanzas te hablo sobre qué hacer si necesitas un préstamo y tu score no te ayuda mucho.

¿Qué tiene que ver el score con un préstamo?

Una de las preguntas que suelo escuchar en algunas personas es ¿qué relación tiene el score o la calificación crediticia con que me aprueben o no un préstamo? La respuesta a esta interrogante es: Tiene muchísimo que ver, ya que sirve como parámetro que mide tu comportamiento de pago.

Para que esto se entienda, el score muestra la probabilidad de impago de una persona o empresa. Es decir, cuál es el riesgo que asume una empresa o banco en facilitarte un monto a crédito.

Esta información sale de tu historial crediticio, que no solamente son préstamos o tarjetas de crédito, sino de tu actividad transaccional general, como el pago del teléfono, cable, celular, etc. En ese sentido, los bancos usan esto, como referencia medible de quien solicita el préstamo.

¿Qué hago si no tengo un buen score?

Partiendo de la importancia que tiene una buena calificación crediticia, la pregunta natural que surge es, qué hacer en caso de tener un score desfavorable. Y para esto te presento algunas medidas que puedes tomar en relación a esta situación.

Identifica la razón de tu calificación

Hurga sobre qué pasa con tu crédito. Es decir, saber en qué pie estas parado(a).Para esto consulta el buró de crédito (sin costos con TransUnion y DataCrédito) y ver lo mismo que ven los bancos de ti.

Es posible que tu situación no sea grave y se pueda enmendar, quizás sea un error, o bien algo serio. Si es esto último, entonces, probablemente un nuevo préstamo no sea la solución.

Habla con tu banco y negocia

Luego de ver lo que ven los bancos, es tiempo de abrir el tema con ellos buscando una solución. Toma en cuenta que las instituciones bancarias, aunque son estrictas en sus normas, están dirigidas por seres humanos, y como dicen en mi campo: "hablando la gente se entiende".

Por lo tanto, siéntate con tu banco, plantea tu realidad e identifica con ellos alternativas a tu caso. Puede que tengan algún producto de crédito para personas con la calificación como la tuya, o bien, que apliquen condiciones particulares para que obtengas el crédito deseado. Lo importante es que des el primer paso y seas proactivo(a) en tu situación financiera.

 

Pondera otras opciones

Por último, tantea otras opciones como un préstamo familiar, pero al mismo tiempo; y para que no te vuelva a pasar, trata de recomenzar y sanear tu crédito con alguna tarjeta especializada, que te permita demostrarle a los bancos que eres de fiar con tu manejo del dinero.

Conoce las mejores tarjetas para reconstruir tu crédito