Ventajas y desventajas de tener una cuenta mancomunada

Entre las opciones de productos en el mercado financiero están las cuentas mancomunadas, usualmente vinculadas a matrimonios, pero que pueden ser llevadas a cabo por dos o más personas. En Rexi Finanzas te muestro cuales son las ventajas y desventajas de tener este tipo de cuentas.

Las cuentas mancomunadas

Una cuenta mancomunada es una cuenta que tiene dos o más titulares. Dentro de nuestro sistema bancario estas son ofrecidas sobre la base de dos conjunciones “y” o la “y/o”, que determinan el manejo del dinero de la cuenta.

En el caso de la “y” se requiere que ambos titulares firman, mientras que en “y/o” cualquiera de los dos puede hacerlo de manera indistinta.

Conoce las mejores cuentas de ahorro en nuestro comparador

Ventajas

Unificación de criterios

La primera ventaja que presenta tener una cuenta mancomunada es la unificación de criterios. Es decir, con una cuenta de este tipo creas, digamos, un “proyecto”, por ende existen un bien común. Y por eso su enfoque primario en matrimonios o parejas.

Porque se da por sentado que una pareja busca la mejoría, por lo tanto, tener este tipo de cuentas ayuda a que ambos aporten y materialicen aquello que se han propuesto.

Facilidad

En segundo lugar, tener una cuenta mancomunada facilita el pago de los servicios sobre la base de un presupuesto que se hayan planteado. A razón de que centraliza el dinero en un solo lugar.

Y viabiliza que ambos sean sujetos de crédito por un mayor monto consolidado. Es decir, no es lo mismo tener cuentas de ahorro separadas con un monto de DOP 5,000 que una mancomunada por DOP 15,000, ya que para los fines el aval viene de la mano del total de la cuenta, sin diferenciar quien puso tal o cual monto de dinero.

Desventajas

Intereses personales

Aunque es cierto que con este tipo de cuentas lo que se busca es una unificación de criterios y aunar esfuerzos, no es menos cierto que existen intereses personales que van a incidir a la hora del manejo de los mismos.

Por lo tanto, es determinante definir esos criterios desde el principio, ya que en la medida en que estén lo suficientemente claros, entonces la fiesta irá en paz.

Dependencia

En función de cómo acuerden tener su cuenta, esto puede crear dependencia, ya que si esto no se partiendo de un “proyecto juntos” entonces uno puede pensar que el otro está “arrecotao”, no le está añadiendo fondos, pero sí los está sacando.

En ese sentido, la recomendación es que lleven registros, controles y definan propósitos para esta cuenta. De manera que todas las cartas estén sobre la mesa y tengan un buen desempeño financiero.

Término de la relación

Las relaciones están intencionadas para permanecer, pero no todas lo hacen. En ese sentido, es posible que ante la separación, vengan los conflictos a raíz, evidentemente, de los intereses.

Por lo tanto, del manejo prudencial y el establecimiento de criterios dependerá el éxito de tener este tipo de cuentas.