Planificando mi préstamo hipotecario

Tomar un préstamo hipotecario no es "paja de coco". Es entrar en un acuerdo que implica un largo período de tiempo, y si no se planifica de manera adecuada, se puede volver un lío. Es por esto que en Rexi Finanzas quiero plantearte algunas pautas para que te planifiques.

Entendiendo el préstamo hipotecario

El préstamo hipotecario es uno de los principales productos que ofertan los bancos. De hecho, de acuerdo a las Estadísticas de crédito de la Superintendencia de Bancos, en términos de cantidad representa el 21% de dinero prestado a diciembre del 2017. Y la razón de ser de este instrumento de deuda es la vivienda. Es decir, cuando quieres comprar tu "rancho".

Tiene tres características principales:

  1. Largo plazo (15 a 30 años)
  2. Usa como garantía la misma vivienda
  3. La tasa tiende a ser estable a través del tiempo.

Compara las tasas de los préstamos hipotecarios y escoge el préstamo que más se adapte tus necesidades

En otras palabras, no es algo de ahora para ahorita; implica que vas a comprometer "tu futuro"; el banco asume como acopio de riesgo la misma vivienda y no deberías tener exabruptos en la cuota mensual; ya que no hay cambios repentinos con frecuencia.

¿Cómo planificar mi préstamo hipotecario?

Partiendo de que asumir un préstamo hipotecario es entrar las "grandes ligas" de los créditos personales, quiero ofrecerte algunas pautas para que planifiques este paso y no te sea cuesta arriba llevarlo.

Tómate tu tiempo

No hay prisa, tómate tu tiempo. Uno de los principios por los que me manejo al tomar una decisión importante de compra es el siguiente: "Las ofertas se repiten, el dinero no" .

Esta es una de las pocas verdades casi absolutas en el mercado. Siempre habrá una buena oferta; ese apartamento que viste que te gustó no es el único que hay; créeme hay otras tantas ofertas a las que puedes acceder. Por lo tanto, no te desesperes. Para asuntos de dinero es mejor tomar decisiones fríamente calculadas, a ardientemente sin control.

Evalúa tus capacidades financieras

Toma lápiz y papel o bien una hoja de cálculo electrónica y, luego de tener lo que implicaría en términos de monto de préstamo, cuota, tasa, y tiempo; analiza cómo esto se refleja en tu flujo de efectivo mensual.

Es decir, escenifica un presupuesto con y sin la cuota, para que veas qué tanto varía. Si la variación es muy pronunciada y no te deja un margen, probablemente no sea el momento adecuado para adquirir una vivienda. Por lo que debes ser bien critico(a) de el resultado. Recuerda que hipotecas parte importante de tu futuro.

Cada peso cuenta

Por último, cada peso cuenta. Ahorra todo lo que puedas, y no malgastes tu dinero en cosas que no te aportan. Enfócate en lo que le añade valor a tus finanzas.

Ten presente que tendrás un compromiso de varios años; por ende, debes tener un fondo de emergencias en una cuenta de ahorros o un certificado financiero que cubra varios meses (3-6 meses). Por lo tanto, céntrate en acuñar cada peso.

Conoce las mejores cuentas de ahorra que te ofrece el mercado financiero dominicano